Hay etapas del #caminohacialodesconocido con
reencuentros maravillosos. Nada sucede por casualidad
porque todo está muy conectado al sentido y al «para
qué» de nuestras vidas. Además detrás de todos lo velos
de «maya», «mátrix», o «espejismos mentales» hay
un verdadero desconocido que quiere formar parte
de la creación. Ese es el verdadero encuentro con todas
sus verdades al descubierto. Para construir Shangrilá, el Paraíso,
no hay que «tener» hay que Ser, desde un sentido trascendental
generoso y humilde. Primero encajamos piezas de manera personal y
responsable y después o al mismo tiempo nos desapegamos del ego
torpe que no sabe nada excepto de sí mismo para abrir el camino
a las acciones conscientes del Ser.

El proceso es personal
Todo el proceso pasa por algunas decisiones personales, sin embargo, digo que
son algunas porque nadie tiene tanto poder como para que todo dependa
de él mismo. Ahora, casi todo el planeta al mismo tiempo, sabe que hay situaciones
ante las cuales nuestras decisiones influyen en medida infinitesimal, sobre todo si seguimos
con la misma mente limitada y programada por el miedo y la rabia. La buena
noticia es que esa medida infinitesimal cuando tiene una calidad de conciencia coherente
y sana suma «exponencial y cuánticamente» al conjunto.

Volver a la sencillez
Comprender esto es ganar tiempo al tiempo y valorar que la sencillez de los pequeños cambios suman en el conjunto. Aunque esta maravillosa aventura del camino hacia la «conciencia del Ser» tiene mucho recorrido en solitario hay etapas compartidas muy gratificantes. Cuantas más mejor si es para construir codo con codo de dentro hacia afuera sin ego, mentiras, ni falsas ilusiones. Está muy claro que no es fácil y así lo narro en mi libro Camino hacia lo desconocido, tampoco es imposible cuando reconoces lo esencial en ti, una esencia que es inmaterial e inefable.

https://tuespadamental.com/mapa-de-la-conciencia-del-dr-david-hawkins/

Os dejo el enlace de mi libro camino hacia lo desconocido. Con un precio solidario de 2,99€, salió a la luz en plena crisis de la #covid-19, el 10 de marzo, día de mi cumpleaños. Salir a la luz y aportar mis infinitesimales consciencias tenía que ser compartido para el que se sintiera llamado por su propio camino.