Seleccionar página

LA TERAPIA BREVE PARA LOS ATAQUES DE PÁNICO

Según el profesor Giorgio Nardone las personas propensas a los ataques de pánico suelen ser muy inteligentes y capaces, razones que dificultan la terapia porque no aceptan soluciones que no provengan de ellos mismos aunque sean invalidantes. Existen diferentes modos de miedos, el miedo a perder el control, el miedo a volar, el miedo a la altura, el miedo a perder a las personas queridas, el miedo a los animales, a los espacios pequeños, al rechazo social, a las enfermedades, las obsesiones compulsivas por exceso de control, el miedo al propio aspecto y todo tipo de fobias derivadas de estos miedos.

Para vencer estos miedos no nos queda otra opción que afrontarlos y vencerlos. Para ello se crean diferentes escenarios donde vencer el miedo es posible y con éxitos progresivos. Eso se hace primero con el protocolo de la peor fantasía, cuyo escenario es imaginario para que la mente se vea expuesta a mensajes masivos de temor de manera controlada durante un tiempo y frecuencia que dictamina el terapeuta. Poner control en el descontrol del miedo es muy resolutivo. La mente se relaja y el cuerpo se queda liberado de esos escenarios terroríficos que como en una sala de cine a oscuras sólo te permite visualizar lo que se proyecta en la pantalla.

La buena terapia te debe llevar a la exención de los síntomas y la superación del límite por parte del paciente. Es posible que un temor esté asociado a otros y por efecto de reordenamiento la recuperación sea de todas las caras del síntoma. La confianza después de un buen tratamiento debe regresar al paciente de manera clara y evidente, evaluada en las últimas sesiones.

 

Joana Serrano.